Los frenos para bicicleta son uno de los componentes más importantes para que consigas obtener un rendimiento ideal en cada salida. En este post te explicaremos los tipos de frenos para bicicleta que existen actualmente en el mercado para que puedas seleccionar el adecuado y así controlar con facilidad la velocidad en cada salida.

Tipos de frenos:

  • Frenos de pinza – Caliper: tipo de freno más habitual en las bicis de carretera. Son dos zapatas, habitualmente de goma, atornilladas al cuadro por un solo punto. El funcionamiento es similar a una pinza, por lo que es común denominarlos frenos de cangrejo. Debes tener en cuenta que si tienes este tipo de freno debes revisar el freno constantemente ya que al ser las zapatas de goma se pueden desgastar con el uso y debes evitar que deteriore la rueda.
  • Frenos cantilever: estilo de freno que suele ser popular en las bicicletas de montaña, cuentan con dos pivotes, uno a cada lado de la rueda. Proporcionan potencia y precisión; son sencillos y resistentes.
  • Frenos V-Brakes: Utilizados en todo tipo de bicicleta, actualmente son uno de los frenos más usados. Se asemejan al cantilever pero con una mayor potencia de frenado y durabilidad. Son ligeros, fáciles de usar y de mantenimiento sencillo.
  • Frenos de disco: habitualmente se encuentran en las bicis de montaña, ya que son pesados para las bicis de carretera. Su diseño se conforma de un cable que acciona las zapatas que presionan un disco de metal situado en el buje.
    • Disco mecánicos: un cable que pone en funcionamiento el freno al apretarlo en el manubrio, se puede frenar sin más ni menos. Funcionan muy bien en condiciones de barro.
    • Disco hidráulico: a diferencia del disco mecánico que es por cable, estos funcionan por presión de fluidos, específicamente a través de un aceite especial. Se consideran más seguros que los discos mecánicos pero esto también se ve reflejado en el precio, ya que suelen ser más costosos. El mantenimiento y la reparación puede ser más complejo.  
  • Frenos de tambor: tipo de freno usado con menor frecuencia por su peso, funciona a través de una zapatas que presionan un cilindro situado entre el buje y la rueda. Existen unos que están integrados a la maza y otros que son externos. Son duraderos, pero poco potentes, por lo que suelen encontrarse en bicis de ciudad o infantiles.
TEAM BKIE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *