Aunque salir en bici con lluvia no es lo más recomendable, entendemos perfectamente tus ganas de pedalear. Por eso, queremos aconsejarte para que tus salidas en bici con lluvia sean todo un éxito y quieras repetir:

Ropa adecuada: Parece obvio pero más de uno se olvida de ello. Para evitar el resfriado, utiliza ropa impermeable. Y si es de un color chillón mejor, ser visible para los otros es muy importante. 

Luces: Como hemos dicho en el punto anterior, ser visible para coches, peatones y otros ciclistas es fundamental. La lluvia puede dificultar su visibilidad y, en consecuencia, darnos un susto. Como mínimo, te recomendamos una luz trasera y una delantera.

Utiliza guardabarros: Añádele un guardabarros y evita las salpicaduras de barro y polvo. Proteger el cuadro, amortiguador y transmisión  de la acumulación de suciedad es básico para el mantenimiento de nuestra bici.

Planifica el recorrido: Antes de salir, planifica tu salida. Al igual que cuando salimos en bici de noche, no conviene improvisar cuando salimos con lluvia.

Frena con anticipación: Con el suelo mojado o con agua los tiempos de reacción y frenado cambian. Ves con cuidado y evita frenar de golpe.

Vigila los charcos: Seamos sinceros, a más de uno seguro que le gusta pasar por un charco. Pero no lo aconsejamos, pueden ser más hondos de lo parecen o tener piedras.

Esperamos que nuestros consejos disfrutes de salir en bici con la lluvia. A nosotros nos encanta, pero siempre con cabeza. Una cosa es que lluvia sea fina y otra que caiga una buena.  En este último caso, es mejor quedarnos en casa y evitarnos un susto. Si te pilla en medio de tu salida, es mejor pararnos y esperar a que disminuya. Recuerda, la seguridad es esencial para poder disfrutar del ciclismo 😉

TEAM BKIE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *